Amigos en Monroe, LA

Local

Nacido en la colonia obrera de Los Reyes Michoacán México, de origen humilde, hijo de gente ranchera dedicada a oficios del campo. Tratando de buscar mejores condiciones de vida Mario Andrade junto con otros hermanos  llegaron a los Estados Unidos en el año 1990 siendo un adolescente.

Entraron a tierra estadounidense por el estado de California donde difícilmente lograron acomodarse en algún empleo, poco después se movieron a Colorado encontrando trabajo de jornalero en unos establos ganaderos; según las palabras de Mario ¨mi pensamiento en esos días fue, que caso tenia habernos movido a Estados Unidos si íbamos a hacer lo mismo que allá en Michoacán, ya no quería arrear vacas!!!¨¨

Finalmente decidimos ir a buscar a unos familiares a Atlanta, Jorge Naranjo y su hermano que son tíos míos, ellos en ese tiempo estaban en el negocio de restaurantes y me brindaron la gran oportunidad de trabajar de lavaplatos, algo diferente y nuevo para mi, según Andrade.

Después de muchos meses de estar lavando platos, y de acuerdo con las palabras de Mario ¨pregunté al señor encargado de la cocina que se llamaba Benjamín, que es lo que se necesita hacer para salir de ese ¨departamento de limpieza de platos y ollas?¨, con mucha paciencia el señor me contestó una verdad muy clara HAZ ALGO MAS DE LO QUE HACES HABITUALMENTE!, en ese momento no entendí claramente lo que me quiso decir, pero me dijo que pusiera atención en mis compañeros en todo lo que hacían, y al poco tiempo él (Don Benja), fue quien me preguntó que si estaba yo haciendo algo mas de lo que regularmente hacía, se refería  a que las personas que ahí laboraban muchos de ellos o no querían o no les interesaba aprender otra cosa para subir de puesto.

Desde entonces ¨HAZ ALGO MÁS¨ ha sido una de las bases para sobre salir en la vida, a partir de entonces comenzó a conocer las diferentes habilidades en la cocina comercial como parrillero, preparador, cocinero, línea de salida, llegando a encargado de la cocina.

Gracias al tío dueño del restaurante y a Don Benja que por ese tiempo se retiraba, Mario tomó la oportunidad de su vida, ser el cocinero principal y encargado de la cocina.

De las personas que he conocido durante mi vida, he aprendido mucho de ellas, que sin querer me han trasmitido sabiduría y confianza, y con eso me he quedado, dice Mario.

Verónica (continúa Mario con su narración) vino a mi vida a mediados de los noventas, primero éramos compañeros de trabajo, después fue mi novia, ahora es mi brazo derecho, pues se convirtió en la madre de mis hijos y mi esposa, gracias a ellos (mi esposa y mis hijos) que han estado conmigo en las buenas y las malas he salido adelante.

Poco después se nos dió la oportunidad de movernos a Arkansas (a Verónica y yo), y trabajé para una compañía de restaurantes que se llamaban Old México en el Dorado Arkansas, llegamos hasta ser gerente general y controlábamos hasta 3 restaurantes.

El destino quiso que conociera a un Doctor Camerunés, que vino a ser el que me hizo realidad mi sueño de tener un restaurant propio, me apoyó con su ayuda financiera y moral, empezamos  con un restaurant en la calle 18 en Monroe La., que le llamamos PUEBLO VIEJO, y fuimos teniendo éxito a tal grado que comenzamos a abrir sucursales, alrededor de Monroe,

Cuando el doctor se fue (falleció), ya éramos dueños con la totalidad de los restaurantes.

Pero no todo en la vida es miel, con la juventud que tenía, me sentía el hombre de negocios mas poderoso del mundo, me ganó el ego, perdí el piso, hice muchas locuras o tonteras y las hice mal a tal grado que también se perdieron los Pueblos Viejos.

Comencé de nuevo a pedir trabajo, y llegaría a este lugar una empresa que estaba montando un restaurant de comida que se llama El Azteca, y me emplearon un tiempo, no dejaba yo de buscar socios que quisieran aventurarse conmigo de nuevo en el negocio de la comida.

La mejor socia que tenía yo y no lo sabía, era mi esposa, que siempre estuvo a mi lado, anteriormente tomaba decisiones yo solo o con mis amigos o socios. Ahora es diferente, no tomo ninguna decisión sin consultarlo con ella.

Después de haber aprendido la lección, y con la experiencia acumulada durante años en el medio de restaurantes, ahora estamos trabajando con un concepto mexicano y fino de gastronomía con recetas propias, además que para nosotros, las personas que nos hacen el favor de visitarnos en nuestro establecimiento son nuestros AMIGOS, tratamos de que se sientan como en su casa, en un ambiente familiar limpio y saludable.

Los invitamos a visitarnos en 7702 Desiard St,  Monroe Louisiana, 71203 teléfono (318) 582 5792, y disfrute de nuestra variedad de deliciosos platillos, de sus bebidas favoritas domésticas e importadas y lo mejor es que saldrá satisfecho con la comida, el servicio y sobre todo el precio.

Los esperamos,,,, Mario y Verónica Andrade, familia y todo el grupo de trabajo de AMIGOS MEXICAN RESTAURANT, estamos a sus ordenes!!

Facebook Comments
Tags: Local

Mas Noticias Locales

Hermano de Renato Ibarra rompe el silencio ante acusaciones
Mexicana crea fórmula que frena el coronavirus

Ultimas Noticias

Menu